Hacia el Micromecenazgo Cultural: con una pequeña ayuda de los amigos

Tal y como es el título de este artículo, así es el crowdfunding, mejor conocido en español como financiamiento colectivo, apoyado desde la ayuda de los amigos, de los colegas, de los familiares y de todos aquellos interesados en micro financiar proyectos.

En el caso del arte existe una deuda enorme, en cuanto al desarrollo de una plataforma de crowdfunding exclusiva para proyectos artísticos, en las plataformas más consolidadas y exitosas, se trabaja con proyectos en todas la áreas, sin embargo ¿no sería muy interesante hacer una plataforma para el financiamiento colectivo de proyectos artísticos únicamente, que opere en todo el mundo? allí dejo esa pregunta.

 

¿Qué es el financiamiento colectivo o crowdfunding?

La definición en general es bastante sencilla, consiste en el financiamiento de proyectos específicos con fondos personales, de allí que también se le conoce como micromecenazgo, porque el donante funge como mecenas pero en micro, es decir a pequeña escala. Hoy en día la plataforma más popular y donde se pueden montar proyectos culturales, sin lugar a dudas es Kickstarter.

En la antigüedad los artistas dependían de los grandes mecenas para el desarrollo de sus proyectos, para la ejecución de su trabajo, incluso para su manutención personal. La historia del arte está llena de ejemplos, desde el renacimiento hasta el siglo XX, la figura del mecenas siempre jugó un papel fundamental en el desarrollo artístico.

Ya a finales del siglo XIV y entrado el siglo XX, la existencia de las primeras galerías de arte y los museos modernos, transformó la figura del mecenas, abriendo un nuevo campo mucho más amplio, surgiendo así figuras como el galerista, el coleccionista, y los teóricos que vinieron después a reflexionar en torno al desarrollo de un nuevo tipo de arte, así nace el crítico, quien a su vez es originalmente un historiador del arte y escritor. Contemporáneamente encontramos la figura del curador, quien principalmente se encarga del desarrollo de exposiciones colectivas e individuales, llevando todo un proceso investigativo en torno a temas específicos, incluso se ven casos donde confluyen varias figuras en una, la del crítico, curador e investigador, en un mismo profesional.

 

Resurgimiento del mecenazgo

Uno de los aspectos sociales más interesantes del crowdfunding, es que se revive la figura del mecenas, pero apoyado en el poder colectivo, ya no es una sola persona la que dará un gran monto, sino que son muchas personas dando pequeñas contribuciones.

Este hecho habla mucho del empoderamiento social, el crowdfunding entiende que el dinero está circulando, está en el bolsillo de la gente, y si las personas contribuyen es viable la concreción de determinados proyectos. Los tipos de proyectos son tan variados que enumerarlos, me llevaría a hacer una lista casi infinita, y todo eso es posible, gracias a la interacción de los usuarios en Internet, desde donde se da todo y desde donde se concreta el apoyo a los proyectos.

Cuando hablo de que el dinero está en el bolsillo de la gente, circulando en internet, me refiero a la posibilidad real de financiar proyectos de presupuestos muy variados, desde 1.000 $ (incluso menos) hasta 600.000 $ (incluso más). Algunos logran el financiamiento total, otros hasta cierto punto, otros no lo consiguen, pero en general el porcentaje de proyectos financiados al 100 % es bastante alta, sobre el 70 %. Este hecho evidencia que el micromecenazgo si funciona, está en crecimiento, y nos habla de una realidad social contemporánea muy interesante, la gente está consciente de que en la unión está la fuerza, y lo está ejerciendo por medio del financiamiento colectivo.

La existencia de Internet y hoy en día la interacción de los usuarios, en la plataforma 2.0, han facilitado enormemente el crecimiento del crowdfunding en todo el mundo, llegando a superar las expectativas en muchos casos. El compartir contenidos desde los social media, principalmente en las redes sociales, hacen del crowdfunding algo viable y sostenible en el tiempo.

 

Plataformas de micromecenazgo o crowdfunding

Dentro de las plataformas más conocidas de micromecenazgo, como ya lo mencioné está Kickstarter, desde donde pueden hacerse campañas de muchos tipos, incluídos proyectos artísticos y culturales, lo cual la hace particularmente atractiva para los profesionales del mundo del arte.

Sin embargo hay que hacer la aclaratoria, de que está pensada para aquellos que residen en determinadas zonas geográficas, que en mi opinión es bastante restringida, sobre todo de cara a los países no desarrollados. Principalmente incluye países europeos, Australia, Estados Unidos de norteamérica, y algunos países asiáticos.

Otras plataformas de crowdfunding, donde se pueden hacer campañas de proyectos artísticos y culturales son IndieGoGo y Goteo, las cuales trabajan más o menos igual que Kickstarter, pero con sus particularidades propias, que las caracterizan y diferencian entre sí.

 

¿Cómo se hacen las campañas?

Todas las campañas de crowdfunding se sustentan sobre la base de las recompensas, es decir el micromecenas financia pero a la vez recibe algo del dueño del proyecto. Estas recompensas varían, dependiendo de cada plataforma, pero en general se ofrecen a partir de ciertos montos, es algo sujeto al criterio del responsable de la campaña.

Algunos ejemplos prácticos de recompensas, pueden ser, supongamos que soy un historiador de arte y estoy trabajando en hacer un libro sobre la historia del arte moderno en Suramérica, una recompensa a partir de ayudas de 30 $ podría ser un ejemplar del libro, una vez que esté listo.

Lo mismo aplica para todas las campañas, si eres artista plástico puedes ofrecer obras digitales y originales, o fotografías en el caso de los fotógrafos, todo dependerá del criterio que se maneje a la hora de definir las recompensas, así como del tipo de proyecto, y cuán atractiva se logra hacer la campaña. Como ya lo mencioné, cada plataforma ofrece consejos, sugerencias y guía durante el proceso.

 

La importancia de lo visual

En muchas campañas de micromecenazgo, está comprobado que la comunicación visual es fundamental, la cual se sustenta en las imágenes y el video, de hecho algunos conocedores del tema y las mismas plataformas de crowdfunding, afirman que lo más poderoso es un buen video que atrape a la gente.

Esto aunado a un buen plan de recompensas, puede dar muy buenos resultados, siempre que exista una alta circulación de la información en las redes sociales, que potencie el alcance de la campaña a la mayor cantidad de gente posible, incluso conozco de casos que han invertido ciertos montos módicos de publicidad en Facebook y los resultados han sido mucho más acelerados.

 

La campaña de Arte para la Vida en Kickstarter

Recientemente me lancé a la arena del crowdfunding, buscando apoyo financiero para el mejoramiento de este proyecto online, en el texto sobre la campaña escribí algo muy franco y directo sobre los objetivos de la campaña:

“Estimados amigos y colegas, en estos momentos estoy trabajando en mejorar mi proyecto online Arte para la Vida, tras un mes sólo con tráfico orgánico, he logrado posicionarlo entre los primeros lugares en los exploradores, encabezados por Google. El feedback ha sido maravilloso tanto en el blog, así como en las redes sociales, lo que me indica que debo seguir así, que voy por el camino correcto, sobre todo porque estoy trabajando con contenidos de valor para los usuarios, ayudando a la gente del mundo del arte.  

Mi único objetivo es poder convertir mi blog en un proyecto autosustentable, decidí emprender y todo lo que he logrado hasta ahora ha sido con mucho sacrificio, aún así para seguir ayudando a la gente del mundo del arte y hacer de este emprendimiento online un proyecto autosustentable, que me permita tener la base para otros proyectos, es necesario invertirle en herramientas profesionales, una plantilla premium, así como en capacitaciones, todo lo cual tiene un costo.   

Estoy buscando apoyo financiero para seguir adelante y escalar al siguiente nivel, en estos tiempos de networking apelo a la pequeña ayuda de los amigos y colegas, lo único que sé es que todo se puede si se mantienen el foco y la meta claros.”

Pienso que el micromecenazgo, el crowdfunding es la vía directa para el desarrollo de proyectos artísticos y culturales, ya que está en conexión directa con la gente, todo se da desde esa interacción humana, desde una pequeña ayuda de los amigos, desde el apoyo de los colegas, desde la coacción con la gente del mundo del arte.

Gracias por participar en este hermoso proyecto online, apóyanos en difundir nuestra campaña de crowdfunding, tu aporte es bienvenido.

Tus comentarios son muy importantes!!!!!!!!!!

Para que sigamos en contacto no olvides suscribirte al boletín.

Si te gustó este artículo compártelo!!!!!!!!!!!!!

 

Comparte aquí!!!